Imprimación y pintura

El pintado de barcos es una tarea mucho más compleja y crucial de lo que, en general, se piensa. Al margen de decorar la embarcación, la pintura para barcos es clave para añadir un extra de protección a la parte inferior de la estructura del buque. Con ello se consigue evitar las incrustaciones marinas.

Un equipo con experiencia en pintura para barcos

La pintura para barcos forma una especie de película, compuesta por varias capas, que separa la superficie del barco del ambiente. Así, todos los materiales de la embarcación —el aluminio, el acero o la madera, por ejemplo— quedan protegidos frente al viento, el agua la sal y otros elementos propios del ámbito náutico.

En Suisca Group contamos con las certificaciones de calidad más importantes a nivel estatal e internacional. Esto nos permite conseguir que la vida útil de nuestra pintura para barcos sea superior a la media, aunque depende del método de aplicación seguido.

El estado del casco de la embarcación —si hay óxido o cascarilla— también determinará, en buena medida, la duración de la protección. Para evitar que este hecho interfiera en la calidad final se debe proceder al chorreado del acero antes de iniciar el proceso de pintado de barcos.

En nuestra empresa nos adaptamos a los últimos avances tecnológicos, y ponemos a disposición de nuestros clientes la pintura para barcos que mejor se adapte a cada tipo de material.

Imprimación para barcos

El proceso de imprimación de barcos sirve, junto a otras acciones, para preparar adecuadamente la superficie del casco para su tratamiento. Si estos pasos no se respetan, la pintura para barcos perderá parte de su finalidad: proteger a los materiales para evitar que se oxiden y se deterioren.

Expertos en tratamientos del casco

¿Cómo se realizan estas tareas de limpieza e imprimación? En primer lugar, nos aseguramos de que el barco esté completamente limpio. Esto incluye eliminar cualquier elemento o producto anterior —también pintura, si no está en buen estado— y deshacernos de todos los organismos que se hayan ido adhiriendo al casco de la embarcación.

Incluso en los barcos nuevos, esta limpieza es necesaria para eliminar siliconas o ceras. El objetivo de todo esto es conseguir un acabado perfecto, para que la pintura para barcos dure mucho más tiempo en buen estado.

La imprimación, concretamente, sirve de base para todas las capas posteriores de pintura, previniendo que el agua del mar deteriore su superficie. En Suisca Group contamos con imprimaciones de un solo componente, que son menos duraderas, e imprimaciones de dos componentes, normalmente epoxil y poliuretano.

La desventaja de este último tipo de imprimaciones es que su vida útil antes de la aplicación es muy corta. Pero, una vez se aplican adecuadamente, la resistencia que ofrecen es mucho mayor que en el caso de las imprimaciones de un solo componente.

¿INTERESADO?